La felicidad empieza en tu bienestar

Invertir en bienestar es invertir en calidad de vida. Comer bien, hacer ejercicio físico o descansar lo suficiente son algunos de los hábitos que hoy en día todos conocemos para llevar un estilo de vida saludable. Sentirse bien física y mentalmente es el principio de la felicidad, y aunque a veces sea difícil llegar a todo, tenerlo presente es el primer paso.

 

En este artículo te contaremos algunas de las características más importantes que debes tener en cuenta para hacer de tu hogar un espacio saludable. Uno de los aspectos más importantes en este sentido es la conexión de tu hogar con el exterior. La luz natural juega un papel esencial en nuestro bienestar y por eso debe ser una de las cualidades que debes tener más en cuenta. Es imprescindible que el diseño de la casa contemple una buena entrada de luz natural en las estancias más utilizadas y tenga en cuenta aspectos como la orientación de la vivienda para poder aprovecharla al máximo. Por ejemplo, con todo el tiempo que pasamos cocinando, tener una cocina con luz natural es algo que agradecerás a largo plazo. Uno de los consejos que te damos cuando decores tu hogar es el de no sobrecargar de muebles las estancias de la casa y tratar de utilizar colores claros; te ayudará a dar más luminosidad a los espacios.

Cada vez son más las personas que demandan espacios exteriores como requisito imprescindible, ya sean jardines en viviendas unifamiliares o terrazas en viviendas en altura, no sólo por disfrutar de espacios destinados al ocio, si no como lugares necesarios para el bienestar. La posibilidad de salir a un espacio abierto en cualquier momento, que te dé el sol y respirar aire exterior, tiene multitud de beneficios para la salud. La vegetación, además, nos conecta con la naturaleza y contribuye a una mejor calidad del aire. Trata siempre de decora las estancias comunes de tu casa con plantas, y que los jardines y las terrazas sean lo más verdes posible. El césped natural, los arbustos, las flores y otros complementos como pequeñas fuentes a modo de decoración, pueden ser los aliados perfectos para un estilo de vida saludable.

 

Otro de los aspectos fundamentales para el bienestar en el hogar es la ventilación. El diseño de la vivienda debe contemplar una distribución que favorezca una buena ventilación de manera natural. Una vivienda con una mala ventilación posee un aire con déficit de oxígeno y exceso de Co2, lo que puede dar lugar a la proliferación de bacterias y otros elementos nocivos para nuestra salud. La famosa ventilación cruzada se basa en un diseño de vivienda en el que se generan de forma natural corrientes de aire de un extremo al otro de la casa, lo que permite renovar el aire interior. Los sistemas de ventilación mecánica, por el contrario, recurren a un ventilador eléctrico para introducir el aire del exterior y expulsar el del interior, necesario en lugares como garajes y cocinas.

 

Esperamos que estos consejos te ayuden a tener en cuenta las cualidades que debe tener tu hogar para favorecer un entorno saludable. En nuestro próximo artículo volveremos con más consejos para que todos los significados de hogar se cumplan.